Educación, Reflexiones personales

Cómo elegir colegio y no morir en el intento…

Es un hecho que las circunstancias mandan. Y este año la búsqueda de colegio para los enanos que nacieron en el 2017 se ha visto ensombrecida por el drama actual que vivimos. De hecho los plazos de solicitud de matrícula se han pospuesto, pero la realidad es que en estos momentos hay muchísimas familias para las que ahora mismo la elección de centro educativo es un motivo de preocupación y/o tara mental…

Y, sí, digo tara mental porque sé de lo que hablo. En nuestro caso, la parte cuerda y serena de la pareja recae sobre el padre de las criaturas y yo soy la loca de la colina que casi muere de agotamiento después de hacerse un master en colegios y visitar mil centros escolares para encontrar el mejor sitio del mundo donde abandonar a su suerte a los mostruitos durante 15 años de su vida…

Os parecerá una tontería, pero es que escolarizar a nuestros hijos por primera vez no es fácil. Y quien ha pasado por ello, lo sabe. Son muchas variables a tener en cuenta… Tantas que llegué a hacerme un Excel con colorines para ver si me ayudaba a dilucidar algo… A no ser que tengáis una mente súper analítica, no os lo recomiendo; no sirve para nada.

Y todo esto teniendo en cuenta que solo estamos hablando de los factores que los papás podemos controlar. Si en la ecuación metes, además, el dichoso sistema de puntos y la normativa de la Consejería de Educación de tu Comunidad Autónoma, el resultado puede ser la bomba.

Por eso en el post de hoy os voy a dar algunas recomendaciones para que la búsqueda no sea desesperante. No es que os vaya a descubrir el mundo, ni tengo la fórmula secreta. Simplemente son algunas cosillas a tener en cuenta que a mí me sirvieron en su día y que a lo mejor os pueden ayudar. ¡Vamos allá!

En primer lugar creo que hay que afrontar este proceso con una premisa básica: no existe el colegio perfecto. No, no es por desanimar, pero es así. Será imposible encontrar un centro que reúna y satisfaga todos vuestros requerimientos y deseos. Cuanto antes lo asumáis mejor; os ahorraréis muchos disgustos.

Como primera medida, necesitáis saber qué tipo de colegio queréis para nuestros hijos. ¿Público? ¿Privado? ¿Concertado? Parece obvio, pero no lo es tanto… Y, sobre todo, si no vais a optar por la educación pública: ¿la opción que os gusta os la podéis permitir? Es importante tener en mente el aspecto económico también. Pensad que la mayoría de los colegios concertados y privados cubren la oferta educativa completa; es decir, desde el segundo ciclo de Educación Infantil hasta Bachillerato. Serán, en el mejor de los casos, 15 años de escolarización. Y, por tanto, 15 años de cuotas. Si vais a optar por un centro que no sea de entidad pública, sed realistas en este aspecto.

Además, es esencial tener claro si queréis escolarizar a vuestro peque en un centro católico o laico. En nuestro caso era importante que los monstruitos acudieran a un centro donde se viviesen los valores de la religión católica. Saber esto es fácil y aligera mucho la elección porque te permite descartar muchos centros de golpe. Es importante ser coherentes con vuestras creencias y valores. Por muy bueno que sea el cole que está al lado de casa, no me servirá para mis hijos si es religioso y yo soy ateo. Puede parecer que no importa, pero la disonancia entre familia y escuela pasa siempre factura en el bienestar de los enanos. Muchas veces he oído aquello de: “da igual, ya me encargaré yo de enseñárselo en casa..” ¡Piiiiiii! ¡Error! Es cierto que el núcleo familiar es el primer agente socializador de los niños pero, no nos engañemos, en un día normal, pasan más tiempo en la escuela que en casa. Es fundamental que compartamos el ideario del colegio. Esto nos evitará muchos dolores de cabeza a corto/medio plazo.

La cercanía… la cercanía a casa es un factor que muchos padres barajan como el primero. Desde mi humilde punto de vista es un fallo grave. El hecho de que el cole esté cerca de casa facilita la logística familiar, eso es un hecho, pero en ningún caso garantiza que sea la mejor alternativa para vosotros. Al mismo tiempo y en este sentido también creo que es importante que los niños no tengan que hacer una hora y pico de camino todos los días para ir a la escuela. Como casi siempre, en el punto medio está la virtud… Buscad un centro que, cumpliendo vuestras expectativas, os quede “razonablemente” cerca de casa. Tened en cuenta que en un futuro vuestros angelitos querrán quedar a jugar con amigos, tendrán que hacer trabajos en grupo, asistirán a competiciones deportivas o incluso necesitaréis que, cuando sean más mayorcitos, vuelvan a casa solos. Si el colegio está en la otra punta de la ciudad, viviréis esclavizados para con sus horarios y eventos sociales… No es nada alentador…

Llegados este momento, deberíais poder tener una lista más o menos reducida de centros que os interesan. Es decir, colegios que os encajan en cuanto a su entidad e ideario y que no os pillan totalmente a tras mano. Obviamente, dependiendo de dónde viváis la oferta educativa será más o menos amplia, pero ya habréis podido descartar algunos, espero. (Si no es así, desistid. Estáis peor de lo que pensabais… Lo mejor es que lo echéis a suertes y ¡a correr!)

Y llegados a este punto es ahora cuando podéis empezar a cuestionar el centro en sí. Son muchos los que ofrecen jornadas de puertas abiertas para que las familias puedan visitarlos y conocerlos antes de hacer su elección. Este año, y debido al Estado de Alarma, me consta que no todos los colegios han llegado a tiempo para organizar sus “open days” pero, en cualquier caso, las webs de los propios centros siempre nos pueden dar una idea.

¿Qué debemos saber? Pues varias cosas…

Lo primero, horario del colegio y oferta de ampliación del mismo. Recordad que algunos padres súper héroes pueden permitirse recoger a los niños al mediodía y, por tanto, existen escuelas con horario continuado… ¿estáis alucinado,eh? ¡Pues sí, existen! Aunque son los menos… Lo normal es que el horario sea partido y oscile entre las 9:00-9:30h la entrada y las 16:30-17:00h la salida. En cualquier caso, hay que mirar muy bien también lo que llaman la oferta de horario ampliado. ¿Necesitáis dejar al peque en el cole antes de las 9? Cada vez son más centros los que ofrecen el servicio de desayuno y/o ludoteca matinal. ¿No podéis recogerlo al acabar las clases? Una buena oferta de actividades extraescolares, ludoteca y ruta os salvará la vida en ese caso. Eso sí, medid un poco… a día de hoy la cena y la ducha siguen siendo asignaturas obligatorias de los padres, no de los profes. Es conveniente que vuestros hijos retornen al nido antes de que haya luna en el cielo.

Bromas aparte, lo que también me preocupaba mucho en su momento era el tamaño del colegio. Personalmente creo que los colegios pequeños son entornos emocionalmente más seguros. No es lo mismo que todo el mundo se conozca en el centro a que tu hijo sea uno más en un aluvión de locos bajitos que corren por todos lados. Dicho esto os confesaré que mostruita M finalmente fue escolarizada en un cole enorme (6 líneas por curso de Infantil a Bachillerato) porque, como os he dicho, es harto complicado combinar todos los factores con éxito. En nuestro caso, el tamaño del colegio fue uno de los aspectos que tuvimos que sacrificar.

Por otro lado debemos preguntarnos qué esperamos nosotros de la educación de nuestros hijos. Con esto quiero decir que deberíais hacer una lista de prioridades con los aspectos más significativos que os importan. Por ejemplo, muchos colegios basan su oferta educativa en los idiomas. A nosotros, por ejemplo, nos parecía algo importante pero no esencial. Preferíamos dar más peso a que el colegio trabajara bien la educación emocional e hiciera hincapié en la necesidad de que los niños aprendieran desde pequeñitos a gestionar sus emociones.

Otro ítem que teníamos (me encanta utilizar el plural mayestático en estos casos, me hace sentir menos pirada) o tenía en mente era el tema de la metodología. Cada centro es un mundo y es verdad que muchas veces dentro del mismo colegio encuentras profesores que son metodológicamente opuestos pero es importante que desde la dirección haya una línea clara de actuación. Hay colegios que trabajan con distintas metodologías como Proyectos, Aprendizaje Basado en Problemas, Visual Thinking, Rutinas y Destrezas de pensamiento… y otros que llevan un sistema más tradicional. Informaos al respecto. Aunque no estéis inmersos en el mundo educativo y algunas técnicas no os suenen mucho, es necesario que entendáis bien cómo piensan enseñar a vuestros mostruitos.

El servicio de Orientación también hay que tenerlo en cuenta. Todos querríamos que nuestros bichejos tuviesen un periodo de escolarización sin dificultades, pero lamentablemente no siempre es así. Preguntad por el servicio de Orientación, por la existencia, o no, de maestros PT (pedagogía terapéutica) y AL (audición y lenguaje) en el centro. En caso de que hayáis optado por un cole público esta oferta depende de la Comunidad, pero en el caso de los coles concertados, aunque las valoraciones también dependen del equipo de Atención Temprana de Zona, tienen sus propios equipos, al igual que en los privados. Puede parecer algo lejano pero son muchos los niños que, sin tener dificultades específicas de aprendizaje, en algún momento necesitan una ayuda o un refuerzo. No se puede descartar. Y, por supuesto, si vuestro pequeño ya va a entrar en el colegio con una valoración de Necesidades Educativas Especiales aseguraos de que el cole cumple vuestros requisitos (aula TEA, logopeda, enfermera…)

Y, aunque creo que esto está ya muy depurado en todos los colegios, os animo a indagar también sobre el funcionamiento del comedor, si es que vais a hacer uso de él. Es especialmente conveniente si vuestros peques son celiacos, alérgicos o intolerantes. Preguntad si la cocina es propia o es catering y si hay línea o mesas específicas para alérgicos. Puede parecer una tontería pero tened en cuenta que por ese comedor pasan a diario muchos niños; debéis aseguraros de que todo funciona bien.

Y por último os dejo algunos aspectos que, sin ser creo tan cruciales, son necesarios tener en cuenta. Especialmente si hablamos de niños de 3 años. Os comento:

– Forma de manejar el inicio de la lectoescritura y la psicomotricidad en Infantil. Son dos ejes principales de este ciclo y está bien saber cómo funcionan al respecto. Y si no sabéis de lo que hablo pues eliminad este punto de vuestra cabeza; esto es lo que tiene que una se dedique a la educación. Deformación profesional, lo llaman.

– Modo de gestionar el pañal el primer año de cole. Son muchos los centros que no realizan cambio si hay escape, otros en los que no está permitido que lleven pañal… Cada maestrillo tiene su librillo y cada cole decide cómo actuar pero enteraos antes porque no es lo mismo un peque de febrero, como monstruita M, que entró en el cole con casi 4 años que los que cumplen en el tercer trimestre del año, como mostruito C, que empezará el curso sin haber cumplido los 3…

-Existencia o no de enfermería; cómo proceden cuando vuestro hijo se pone malito… ¿se queda en clase? ¿hay un sitio donde os puede esperar? ¿Quién lo va a atender mientras?¿hay personal sanitario en el centro?

El uniforme. Entiendo que no es un factor decisivo, pero todo cuenta. En nuestro caso los mostruitos irán los dos al año que viene con uniforme. Y menos mal… mi pequeña influencer de 4años considera que la combinación de vestidos de nido de abeja, leggings y botas de agua es lo más de lo más. Así que, asumiendo que a principio de curso es un gasto importante, son también un montón de quebraderos de cabeza que te evitas a lo largo del año.

Y esto, que no es poco, es lo que se me ocurre. Espero que os haya ayudado un poquito, al menos.

Y ahora, una vez que tenéis claro a qué colegio queréis llevar a vuestros monstruitos, solo os queda saber si tenéis puntos suficientes para entrar en él. ¡Mucho ánimo y mucha suerte a todos!

1 comentario en “Cómo elegir colegio y no morir en el intento…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s