Reflexiones personales

Esperanza

Hoy estoy más sensible de lo habitual. Es una sensación de sentimientos encontrados, la verdad.

Por un lado, siento mucha tristeza y dolor por todo lo que está pasando. Pienso en aquellos que se han ido sin poder despedirse siquiera y se me parte el alma. Rezo por todas las familias que están sufriendo. No soy capaz de comprender tanta pena e injusticia. Y en realidad me congratulo de que así sea porque creo que cuando uno alcanza a entender el verdadero significado del horror, algo se ha muerto en su corazón.

Y, sin embargo, al mismo tiempo no puedo dejar de sentirme enormemente agradecida por el hecho de que mi familia y mis seres queridos estén todos sanos. Siento felicidad y gratitud por todos los momentos que nos están regalando los monstruitos al estar juntos 24horas al día. Y lo más importante, me siento muy optimista. Estoy convencida de que todo esto pasará, y antes de lo que nos pensamos. Saldremos de esta, seguro. No dejo de repetirme que todo va a salir bien. Aunque quizás es tarde para un pensamiento tan ingenuo. No lo sé.

En cualquier caso, hoy quiero compartir con vosotros un poema precioso que ha llegado a mí estos días. Se titula “Esperanza” y aunque al principio se atribuyó su autoría al gran Mario Beneddeti, la realidad es que es obra de Alexis Valdés. Igualmente extraordinario. Espero que os guste tanto como a mí.

Cuando la tormenta pase

Y se amansen los caminos

y seamos sobrevivientes

de un naufragio colectivo.

Con el corazón lloroso

y el destino bendecido

nos sentiremos dichosos

tan sólo por estar vivos.

Y le daremos un abrazo

al primer desconocido

y alabaremos la suerte

de conservar un amigo.

Y entonces recordaremos

todo aquello que perdimos

y de una vez aprenderemos

todo lo que no aprendimos.

Ya no tendremos envidia

pues todos habrán sufrido.

Ya no tendremos desidia

Seremos más compasivos.

Valdrá más lo que es de todos

Que lo jamás conseguido

Seremos más generosos

Y mucho más comprometidos

Entenderemos lo frágil

que significa estar vivos

Sudaremos empatía

por quien está y quien se ha ido.

Extrañaremos al viejo

que pedía un peso en el mercado,

que no supimos su nombre

y siempre estuvo a tu lado.

Y quizás el viejo pobre

era tu Dios disfrazado.

Nunca preguntaste el nombre

porque estabas apurado.

Y todo será un milagro

Y todo será un legado

Y se respetará la vida,

la vida que hemos ganado.

Cuando la tormenta pase

te pido Dios, apenado,

que nos devuelvas mejores,

como nos habías soñado.

Me parece sencillamente espectacular. Espero que lo hayáis disfrutado. ¡Feliz domingo a todos!

1 comentario en “Esperanza”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s