Crianza en el día a día, Reflexiones personales

Y de pronto: ¡una celiaca en casa!

Ayer, después de un interesantísimo periplo por diferentes consultas médicas, nos confirmaban un diagnóstico que ya sospechábamos. La monstruita M es celíaca.

Como muchos ya sabéis, la enfermedad celíaca fue definida en 2012 como un desorden sistémico con base inmunológica causado por la ingesta de gluten en personas con predisposición genética.

Sin embargo, lo que yo no sabía es que se puede desarrollar a cualquier edad y es de por vida. Su diagnóstico no es sencillo porque algunas personas afectadas no presentan excesiva sintomatología externa (vómitos, diarrea…) y además no siempre se presentan anticuerpos en la analítica. En el caso de la monstruita, tanto la endocrino como la digestivo lo tienen clarísimo: hay que eliminar el gluten de su dieta. Así que no hay más que hablar.

¿Y ahora qué? Le pregunté a la doctora con cierto vértigo. – Ahora a ponerse las pilas.

Y allí, sin darme casi tiempo a sentarme, recibí un cursillo acelerado que vino a ser algo así como Celiaquía para dummies. De repente términos como contaminación cruzada, intolerancia inmunológica o vellosidades intestinales se han implantado en mi vocabulario.

Porque, aunque creo que no os descubro nada nuevo, eliminar el gluten de la dieta no es cosa sencilla. Por supuesto, todos entendemos que las galletas o los bizcochos llevan harina de trigo y, por tanto, no puede comerlo. Pero es que al parecer, el gluten se utiliza como aditivo y excipiente en una infinidad de productos alimenticios. Así que, sin yo quererlo, me acabo de colar en ese grupo de personas que van por los supermercados mirando las etiquetas como locos.

Pero vamos por partes:

1) Lo primero concienciar a la monstruita. De momento esto no ha parecido demasiado complejo. Ella no es de buen comer, por decirlo de forma sútil; así que cuando la hemos contado que, a partir de ahora, habrá cosas que no pueda tomar no ha mostrado una gran preocupación. Veremos después… Ya ha aprendido a decir literalmente que es cielaca (esto quiere decir que, además de ser intolerante al gluten, es un trocito de cielo) y ya sabe que, de ahora en adelante, si alguien le ofrece algo de comer tiene que preguntar si puede. Está impaciente por saber si en el comedor del colegio comerá con su amiga Manu, en la mesa de los alérgicos. Vamos, que creo que le puedo poner un tic verde al primer objetivo de la lista.

2) Seguidamente, somos nosotros los que nos tenemos que concienciar ahora. El problema no es asimilarlo, obviamente. La dificultad reside en discriminar que alimentos sí y cuáles no; qué recetas podemos mantener y cuáles hay que cambiar; a qué sitios podremos ir sin preocupación y a cuáles tendremos que dejar de hacerlo. No os digo más que ya hice anoche una primera revisión rapidita por la despensa y ya me puedo espabilar. Tenemos tarea por hacer, me temo.

3) Y por último, aprender a materializar los riesgos de la contaminación cruzada. Porque no vale eliminar el gluten de su dieta. Hay que evitar que cualquier instrumento (cubiertos, sartenes, ollas, etc.) que toquen el gluten sean usados para cocinar sus platos. Además, hay “sencillas” normas de almacenaje que hay que poner en práctica. Por ejemplo, las galletas sin gluten se colocan encima de las que lo llevan, por si caen miguitas que las suyas no se contaminen.

Lo bueno: pues que no estamos solos en esto. Se estima que la enfermedad celíaca afecta a entre el 1 y el 2% de la población mundial (aunque sólo estén diagnosticados 1 de cada 5-8 casos). Y además cada vez hay más asociaciones y grupos dispuestos a orientarnos y prestarnos la ayuda que necesitemos.

Así que, ¡vamos a ello! Una nueva odisea en la que nos toca embarcarnos. Pero estoy segura de que lo haremos fenomenal y que muy pronto empezaremos a notar los cambios en la pequeña monstruita. Como siempre, ¡vamos a por todas!

5 comentarios en “Y de pronto: ¡una celiaca en casa!”

  1. Como en la famosa sevillana: “Mírale cara a cara, que es la primera…” o la segunda o la tercera. Esta es una situación que, como se indica en el post, afecta a un montón de gente en el mundo y hoy día, gracias a Dios y poniendo la atención necesaria, prácticamente se limita a alterar hábitos de comportamiento y tratar de evitar “despistes”. Nuestra querida CIELACA va a contar con todas las precauciones necesarias y dentro de nada la ese “nuevo día a día” volverá a ser lo habitual en su desarrollo futuro. Vamos a por ello¡¡¡

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo te recomiendo que en casa elimineis el gluten para todos en lo q no sea necesario. Yo tengo una niña celíaca y en casa lo único q comemos los padre con gluten es el pan y la pasta. Pizzas, rebozados, bizcochos y galletas caseras para todos es sin gluten.
    Por otro lado, es mejor que tengas un armario donde solo estén las cosas sin gluten y nunca metas nada con gluten en él, y menos si está abierto. Mi niña de 4 años sabe cuál es su armario y come de lo que hay dentro con total libertad y tranquilidad.

    Le gusta a 1 persona

  3. Si, yo también hago rebozados,empanados, croquetas, empanadillas,bizcochos caseros, para todos en casa sin gluten.
    Mi bicho celiaco tiene ya 26 años, diagnosticado a los 18 meses. Los celiacos deben llevar una dieta de alimentos naturales, cuanto menos procesado mejor, y hace no mucho he empezado a ser consciente de que muchos alimentos procesados sin gluten (galletas, bollos, pizzas,panes…) tienen una alta cantidad de azúcar y harinas refinadas que no son nada nutritivos ni saludables aunque sean sin gluten, y que si se puede, lo mejor es la cocina-repostería casera.
    Aún así, todavía me emociono cuando encuentro un sitio nuevo donde comprar o comer algo sin gluten. Han sido muchos años de ir con los primos y comprarse una palmera de chocolate o comer churros y yo no poder comprarle nada a mi hijo. Aunque peque de insalubre, por darte un capricho, pasaros un día por la pastelería La oriental, en la calle Ferraz de Madrid, Hay tal variedad de todo, que te parece increíble que pueda ser verdad. Sin abusar, claro.
    Mucho ánimo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s