Crianza en el día a día, Educación, Reflexiones personales

Vacaciones en pandemia

Hoy se acaba el curso 19/20. Un curso, como comentábamos ayer en Instagram (@misadorablesmonstruitos) cuánto menos atípico.

Sin embargo, puedo decir que ha sido también un curso bonito. Porque las experiencias raras siempre traen consigo un aprendizaje nuevo. Qué duda cabe de que ha sido un curso distinto pero en el que, viendo la parte positiva, a muchos se nos ha dado la oportunidad de ver más de cerca el aprendizaje de nuestros monstruitos.

Ese es al menos mi caso. El confinamiento y la consiguiente cuarentena me ha permitido vivir más de cerca el proceso de enseñanza- aprendizaje de la monstruita M. Y la verdad es que me ha encantado.

Durante estos tres meses hemos jugado y aprendido a través de juegos y canciones. Nos hemos metido de lleno en la prescritura, los jolly phonics, la gestión de emociones, la lógica-matemática, la psicomotricidad y un sinfín de contenidos más. Todo esto con la ayuda de mil recursos como los cuentos, los vídeos, los retos, las fichas y, por supuesto, las conexiones.

Es verdad que no siempre ha sido fácil y el proceso no ha estado exento de dificultades. Impresoras que no funcionan, pegamentos que desaparecen, rotus que no pintan, materiales que ni conocíamos… por no hablar de la falta de paciencia o la inexperiencia, que también han tenido sus momentos de gloria. ¡En fin! Que os voy a contar que no sepáis… una odisea para todos.

Pero a pesar de los pequeños escollos, mi balance es positivo. Muy positivo. Así que ¡ahora toca pensar en las vacaciones!

Es verdad que este año tampoco serán muy normales; pero independientemente de lo que hagamos, o de lo que nos dejen hacer, y al margen de dónde y cómo podamos ir, hoy por aquí ya se respira un aire distinto.

Y es que las vacaciones huelen a muchas cosas ricas. Cosas simples y cotidianas, muchas de ellas como, por ejemplo, amaneceres más tardíos, paseos con helados o mañanas de juegos y remoloneos varios. Cosas sencillas pero maravillosas que a menudo, y con las prisas y las tareas del día a día, nos olvidamos de disfrutar.

Se lo merecen. Ellos, por supuesto, pero nosotros también , ¿no creéis? Y aunque para que aquí en casa estemos todos de vacaciones todavía falta un poco la cuenta atrás ya ha empezado. Desde hoy. Porque no sé vosotros, pero en vacaciones yo soy partidaria de flexibilizar rutinas y desordenar horarios siempre que se puede. Porque aunque los que me conocéis sabéis que durante el curso observo el horario de forma bastante estricta, las vacaciones son para saltarse las normas. Es su esencia.

Ademas, ya os he comentado alguna vez, que yo soy de las que piensa que las vacaciones son un estado mental. Y por aquí pensamos aprovecharlas al máximo. Al fin y al cabo, el periodo vacacional se traduce en días para desconectar, para descansar, para estar con los nuestros, para reírnos, para acostarnos más tarde, para olvidarnos del reloj… Y aunque este año tenga que ser con más cuidado y restricciones que nunca, nuestras vacaciones ya empiezan a oler a playa, a pueblito y a lugares bonitos.

Así que os animo a que os vayáis preparando ya para disfrutar al máximo posible, que luego pasan volando y se echan mucho de menos.

No quiero terminar estas líneas sin mostrar mi infinita gratitud a todas las maestras de la monstruita M que durante todo este tiempo han hecho un esfuerzo enorme para que los peques siguieran trabajando un poquito desde casa. También tengo en mente a los educadores de la escuela infantil del pequeño monstruito C que, aunque por el hecho de estar cerrada el acompañamiento ha sido menos reglado, en ningún momento han dejado de apoyarnos y ayudarnos. O al menos así lo hemos sentido por aquí.

Tenemos una gran suerte de teneros a nuestro lado. Y lo único que me pesa es que tengamos que despedir el curso de esta forma que se me antoja tan poco natural.

En cualquier caso, a todos vosotros os queda ahora el último empujón final. Porque quien aún hoy se crea que los profes, maestros y educadores se quedan de vacaciones cuando los monstruitos acaban el curso, es que no tiene ni idea de lo que es ni de lo que implica esta profesión.

Y como no me cabe la menor duda de que, con independencia del colegio o la escuela a la que vayan los pequeños monstruitos, somos muchas las familias que pensamos así, desde aquí os mandamos mucho ánimo a todos los docentes del mundo para esta recta final. De todo corazón, muchas gracias por vuestra gran labor. Sin duda el curso 19/20 será difícil de olvidar, pero estoy segura de que el próximo será mucho mejor. Millones de besos a todos.

1 comentario en “Vacaciones en pandemia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s